Publicado hace 3 meses el 10 enero de 2018 en Bromatología

Cadena de frío: “que no se corte”

La directora de Bromatología, Rosana Navone, brindó información respecto al mantenimiento de la cadena de frío de los alimentos

En ese marco, comentó que las bacterias productoras de las enfermedades transmitidas por los alimentos se desarrollan en una temperatura que oscila entre los 12 y los 70 grados.

“Siempre el alimento tiene que mantenerse inferior a los diez grados o cocinarlo por encima de los setenta”, explicó la Directora. Seguidamente puntualizó en cuál es la responsabilidad del comerciante y cuál es la del consumidor para mantener la cadena de frío. Los lácteos y los derivados de la carne son los que más riesgos tienen.

Por otra parte, Navone mencionó que desde su área se continúa con el recorrido por los distintos comercios para controlar la temperatura de los alimentos.

En tanto que, el área de Prensa y Comunicación lanzó una campaña con recomendaciones para que este verano no se corte la cadena de frío.

Tips:

-Buscar que los productos tengan su rótulo con los números de registro sanitario municipal o nacional.

-Controlar la fecha de vencimiento del producto.

-Tener en cuenta que los alimentos refrigerados deben estar a 5° C y los congelados a 18 grados bajo cero.

-Pasar del freezer a la heladera para descongelar alimentos. No a temperatura ambiente.

-Evitar que los alimentos permanezcan más de dos horas a temperatura ambiente.

-En la compra de alimentos congelados, llevar recipientes térmicos para trasladarlos.

-Dejar para el final los productos refrigerados al momento de realizar la compra.